Me despidieron, ¿Y ahora qué hago?

A la mayoría de los profesionales, por lo menos una vez en el transcurso de su vida, le toca pasar por el proceso de una desvinculación. Es un momento complicado que en muchas ocasiones ni siquiera se tenía previsto y que trae asociado muchos factores negativos:

– Dudas e interrogantes

– Miedos y/o decepciones

– Estados anímicos muy cambiantes

Pero si tomamos las consideraciones y acciones pertinentes, el camino para conseguir un nuevo y mejor empleo puede ser un proceso más tolerable e inclusive lleno de experiencias y aprendizajes.

PERO PRIMERO ENTENDAMOS QUE NOS BRINDA EL TRABAJO

Factores que trae consigo el pertenecer a una organización, institución o empresa. 

v  Experiencias provistas por las funciones del cargo, el salario y el sentido de pertenencia a un grupo.

Factores que justifican la motivación positiva hacia el trabajo: Funciones Latentes.

v  El empleo impone una estructura del tiempo, crea experiencias compartidas y genera contactos con personas fuera del núcleo familiar.

v  Vincula al individuo con metas y propósitos grupales, lo que proporciona un estatus social y clarifica la identidad personal.

v  Requiere una actividad habitual y cotidiana, lo cual desarrolla a la persona individualmente (autoestima).

La característica psicológica más importante que entrega el trabajo es que sitúa al individuo con un lugar y funciones definidas dentro de una estructura social, brindando un sentimiento de seguridad, reconocimiento, comprensión y dominio.

ENTONCES, ¿QUÉ ES Y QUÉ SIGNIFICA LA DESVINCULACIÓN PARA EL INDIVIDUO?

El despido es un evento que señala la interrupción laboral transitoria o permanente del individuo y generalmente puede tener cuatro fundamentos:

v  Desempeño insatisfactorio

v  Conducta deficiente

v  Falta de calificaciones para el empleo

v  Cambio de requisitos o eliminación del empleo

Ser despido para el individuo representa:

v  La ruptura de relaciones sociales en donde la persona está inserta.

v  La desintegración de las expectativas y modelos de comportamiento asociados.

Todo esto implica que el individuo deba desarrollar una identidad y comportamientos sociales de adaptación, ya que todo cambio implica pérdidas, pero también trae consigo nuevas oportunidades que permiten mirar hacia adelante, evaluar y replantear el desarrollo profesional.

EFECTOS EN EL INDIVIDUO PROVOCADOS POR EL PROCESO DE DESVINCULACIÓN

Para llegar a visualizar la pérdida de un empleo como una oportunidad, debemos tener en consideración los siguientes aspectos:

v  Curva de emocionalidad: afecta a todas las personas que pasan por la desvinculación. Picos de las curvas: estados de ánimo extremos.

– Altos: euforia (ejemplo: recibir el llamado para una primera entrevista, genera una sensación de alegría).

– Bajos: depresión (ejemplo: que otro candidato quede seleccionado para el cargo, genera sensación de pena).

– Equilibrio: punto medio entre las etapas anteriores (ej: individuo asimila y entiende que la vida se conforma de altos y bajos.

CONSEJOS PARA IMPLEMENTAR EN EL PROCESO DE REINSERCIÓN LABORAL:

Aplicar técnicas que permitan pensar positivo y ser más efectivo en la búsqueda laboral:

a) Aprovecha el tiempo con tus seres queridos, mantente activo, sal de tu hogar, haz ejercicio, lee y si es posible haz algún curso, certificación o diplomado que permita perfeccionarse dentro de tu área.

b) Asesórate para construir un buen CV, el cual demuestre las competencias y conocimientos técnicos que has desarrollado a lo largo de tu carrera.

c)    Realiza una rutina de búsqueda, la cual incluya todos los portales de empleo para profesionales, el principal por supuesto Trabajando.com.

d) No te desmotives si los llamados no son inmediatos, continúa con tu rutina y verás cómo van surgiendo las tan esperadas entrevistas. Postula solo a lo que realmente calza con tu perfil.

e)    Cuando asistas a una entrevista y surjan nuevas preguntas, anótalas y genera buenas respuestas para cada una de ellas, en caso de que te las vuelvan a preguntar. En general existen preguntas tipo, por ejemplo: cuéntame de ti, dime tres fortalezas y tres debilidades, ¿cómo te ves en tres años más? La recomendación para dar buenas respuestas es investigar y asesorarse (www.jobhunter.cl).

f) Retoma y amplía tu red de contactos, para esto hay una herramienta muy útil y cada vez más utilizada, LinkedIn. Recuerda que el 65% de los profesionales en Chile consiguieron su empleo mediante una recomendación.

Siguiendo estos consejos podrás realizar una búsqueda mucho más efectiva y conseguir un mejor trabajo que el anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *