El futuro del capital humano

ARTÍCULO DE OPINIÓNAutor: Karina Pérez GalindoAssociate Director at Robert Half Hace algunos días, realizamos la feria Expo Capital Humano 2020, en versión online, junto a Trabajando.com, que abordó el desafío de proyectar el futuro del trabajo, justo en medio de un escenario caracterizado por la incertidumbre. La Expo Capital Humano fue una excelente instancia para convocar a […]

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Autor: Karina Pérez Galindo
Associate Director at Robert Half

Hace algunos días, realizamos la feria Expo Capital Humano 2020, en versión online, junto a Trabajando.com, que abordó el desafío de proyectar el futuro del trabajo, justo en medio de un escenario caracterizado por la incertidumbre.

La Expo Capital Humano fue una excelente instancia para convocar a expertos de Recursos Humanos y de distintas disciplinas para hablar de temas muy relevantes para el mercado laboral, tales como la reinvención profesional a partir de la crisis, la reconversión laboral post Covid-19, la reinvención de las organizaciones, herramientas para el reskilling, neurociencias y gestión de organizaciones, el teletrabajo y el retorno a las oficinas, tecnología y futuro de los RR.HH., entre otras materias.

Cada uno de los temas e invitados dan para escribir en extenso y desarrollar ideas súper interesantes, sin embargo, en esta oportunidad, quiero destacar dos miradas que me parecen muy relevantes a tener en cuenta para pensar el futuro del trabajo o, más bien, los trabajos del futuro.

Julita Barreto planteó la importancia de desarrollar una vida con propósito y, para ello, desarrollar nuestro ikigai, para llegar a hacer lo que amamos, con excelencia, vivir de ello y generar un impacto

Juliana Barreto

Primero, Julita Barreto, abogada y panelista del programa Shark Tank de Colombia, planteó la importancia de desarrollar una vida con propósito y, para ello, desarrollar nuestro ikigai, para llegar a hacer lo que amamos, con excelencia, vivir de ello y generar un impacto. En este sentido, manifestó que se requiere trabajar cinco competencias con el fin de pasar esta crisis y llegar a nuestro ikigai. La primera es la capacidad de reconocer, o de autoconocerse, en cuanto a las fortalezas y debilidades. Luego, tenemos el liderazgo, esa capacidad para lograr que las personas y las organizaciones se muevan en pos de un objetivo. En tercer lugar, está el empoderamiento, es decir el creer en sí mismo y creer en el potencial propio. A continuación, Julita plantea la adaptación al cambio, que curiosamente la sitúa por encima de la reinvención, a propósito del contexto actual, lo que implica asumir nuevos escenarios e innovar. Finalmente, aunque muy relevante, está la integridad, como una habilidad fundamental para hacer las cosas correctamente, lo que incluye rodearse de personas con principios.

Por otro lado, en cuanto a hacer las cosas bien, Julita Barreto puso un gran énfasis en una de las skills del futuro, como es el aprendizaje continuo, junto con orientarse a los objetivos y la capacidad para planificar y organizarse. Asimismo, la iniciativa es otra de las habilidades necesarias para realizar las cosas bien, en esta idea de hacer lo que se ama y que nos paguen por ello.

Otra de las miradas que quiero resaltar en esta primera columna dedicada a la Expo Capital Humano es la planteada por el chileno Sebastián Espinosa, managing director de Coding Dojo, una de las academias de programación a nivel global, con su matriz en Sillicon Valley. Él puso sobre la mesa el complejo desafío de pensar en la formación para el futuro, es decir en qué deberían aprender hoy los profesionales del futuro. Ello, a la luz de la realidad de que en el sistema educacional se sigue enseñando con la lógica de hace cien años atrás, aun cuando se estima que a 2050, el 50% de los empleados tendrá que reconvertirse. Y de hecho, este cambio y reconversión serán una constante. En este sentido, agregó que probablemente, los cambios constantes nos llevarán a un loop de educación-trabajo-educación-trabajo, durante la vida.

En esta prospección de lo que nos traerá el mercado laboral en unos años más, una idea que toma fuerza es que serán las nuevas habilidades, no los títulos, las que darán forma al futuro del trabajo. Asimismo, Espinosa planteó el tema de las skills del futuro, que tienen que ver con la colaboración, el autoaprendizaje y el uso de la tecnología para solucionar problemas. Sin embargo, una idea innovadora y que me parece muy interesante es que la programación es una habilidad transversal, que abrirá muchas nuevas oportunidades, y que aportará a cualquier carrera en este nuevo contexto. En este sentido, como habilidad transversal, vale preguntarse qué nivel de presencia debiera tener en la formación de las nuevas generaciones, a partir del nivel primario de educación.

Cierro esta columna con una reflexión que nos regaló Sebastián Espinosa y que nos desafía a pensar en cómo vamos a prepararnos para transitar hacia un nuevo entorno: “Estamos en un mundo que está cambiando tanto que estamos hablando de trabajos que aún no existen y oportunidades que aún no imaginamos”.

Estamos en un mundo que está cambiando tanto que estamos hablando de trabajos que aún no existen y oportunidades que aún no imaginamos

Sebastián Espinosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments language="es_ES"]