entrevistas

¿Cómo prepararte mejor para tus entrevistas de empleo?

Cuando nos contactan para invitarnos a una entrevista laboral, culmina todo el esfuerzo que hemos desplegado a lo largo del proceso de postulación, donde quizá, muchas de las postulaciones que realizamos, no recibieron una respuesta positiva. Pero cuando llega el momento, y nos contactan, estamos a un solo paso de poder mostrar nuestro potencial y […]

Cuando nos contactan para invitarnos a una entrevista laboral, culmina todo el esfuerzo que hemos desplegado a lo largo del proceso de postulación, donde quizá, muchas de las postulaciones que realizamos, no recibieron una respuesta positiva.

Pero cuando llega el momento, y nos contactan, estamos a un solo paso de poder mostrar nuestro potencial y toda la motivación que tenemos por ponernos a trabajar y apoyar a esa organización en lo que necesiten.

Es probable, que a varios de nosotros se nos haya pasado por la cabeza el no prepararnos, pues creemos que “si revisaron nuestro currículum y cumplimos, entonces la entrevista será fácil y podremos responder a todo“. Sin embargo, la verdad es que esto, no siempre se cumple.

Igual que cualquier prueba que hemos rendido, la entrevista requiere de preparación. Como mencioné anteriormente, cuando nos invitan a una entrevista, es porque hemos pasado una larga revisión, donde probablemente hemos competido con cientos de candidatos y algo llamó la atención del reclutador. Pero esto no es todo. La entrevista será decisiva para obtener ese cargo, y será esencial prepararla para destacar y mostrar nuestras máximas cualidades y conocimientos adquiridos.

¿Cómo lo hacemos?

Primero, debemos ser conscientes, que al menos un 85% de las preguntas que se realizan en las entrevistas laborales, podemos predecirlas. El formato no ha cambiado en gran medida y esto debemos tomarlo como una ventaja.

¿Por dónde comenzamos?

Primero, debemos saber que hay diferentes contextos de una entrevista, como las que se realizan en forma grupal o individual. Probablemente cada una de ellas tendrá un objetivo diferente por temas de tiempo y cercanía en la instancia del encuentro.

En las entrevistas grupales o masivas, se busca hacer un filtro de forma rápida, logrando visualizar distintas competencias para el cargo, según tu desempeño con el grupo, por lo que podrían hacerte interactuar con éste en base a alguna problemática así que no te sorprendas si te sucede en esta instancia.

¿Cómo enfrentar de mejor manera este tipo de entrevista?

Primero, prepara una presentación personal de no más de 4 minutos, donde integres tu nombre, edad, carrera o área de trabajo, principal motivación por el cargo y la experiencia o conocimientos relacionados a los desafíos propios del puesto.  Debes estar preparado para presentarte frente a un grupo de personas, por lo que, si esto te genera nerviosismo, practica frente al espejo o con alguien de confianza.

Otro aspecto clave, es buscar información sobre dinámicas grupales que puedan ser utilizadas en una entrevista, esto te permitirá sentirte más seguro y confiado. Si este es el caso, recuerda escuchar las opiniones de tus compañeros, plantear tus opiniones en forma clara, cooperar con el equipo y mostrar tu seguridad.

Otro tipo de entrevista, es la entrevista Individual. Esta instancia busca conocerte en mayor profundidad, por lo que el evaluador intenta visualizar si cumples con los requisitos del cargo y si te ajustas al perfil que se necesita, esto, a través de diferentes preguntas que van a corroborar la información presente en tu CV, tu experiencia y las competencias o habilidades blandas que son requeridas para un buen desempeño.

Para dar una buena impresión, será crucial que manejes la información presente en tu CV al revés y al derecho, muestres dominio sobre la compañía o te manejes en el rubro en el caso de que no sepas el nombre exacto por ser una búsqueda confidencial.

Dado que el entrevistador necesita recolectar información en base a lo expuesto previamente, será crucial que puedas apoyarlo y aportar con la información clara para evidenciar lo que este necesita saber.

¿Cómo responder efectivamente cada pregunta?

Usualmente los reclutadores comienzan las entrevistas con una pregunta clásica tal como: “Cuéntame de ti”, esta pregunta es mas que nada para romper el hielo y poder conocerte globalmente antes de entrar en los detalles. Como esta es una entrevista laboral, dale foco a este ámbito y no te detengas para detallar la cantidad de hermanos que tienes, a no ser que te lo pregunten directamente.

Otra pregunta clave que probablemente te hará, es “¿Qué conoces sobre esta empresa? o ¿Por qué te motiva postular con nosotros?”. Aquí será súper importante que puedas mostrar tu motivación por la empresa, que se note que estudiaste sobre la misma y que manejas información detallada al respecto. Esto, te permitirá generar una respuesta diferenciadora, que vaya más allá de la magnitud de la compañía y la estabilidad que buscas. Demuestra que esta es la empresa de tus sueños y sabes sobre ella y su contexto.

Otra pregunta similar a la anterior, será “¿Cuál es tu motivación por este cargo?” en la que te recomendamos comentar sobre tu interés por aportar desde tus conocimientos y experiencia al cargo, indicando concretamente cuáles serían esos aportes y mencionando cómo esto te desafía profesionalmente para seguir aprendiendo y mejorando tu perfil.

Siguiendo con las preguntas clásicas, aquí te mencionaré una que realmente todos conocemos, pero aunque no lo creas, la mayoría de los candidatos llega a la entrevista sin saber qué decir: “Coméntame tus principales fortalezas y debilidades para el cargo” , esta pregunta es principalmente para seguir conociéndote y entender el nivel de autoconocimiento y autocrítica que tienes sobre ti, además de ver en qué cosas deberán apoyarte en caso de optar por tu contratación.  Por esto, te recomendamos dar información bien concreta, con ejemplos específicos que puedan evidenciar dichas competencias o habilidades. En el caso de las debilidades, deberás mencionar cómo esta impacta en tu día a día en lo laboral y cómo la estás trabajando para potenciarla.

Por último, para seguir conociéndote, el reclutador va a ir buscando evidencia respecto a competencias blandas necesarias para efectuar el cargo, las cuales probablemente podrás predecirlas a partir de la oferta laboral, donde se indican algunas como: “buscamos personas flexibles, adaptables a contextos dinámicos y que tenga excelente orientación al cliente”

Esto podrá darte la idea, de qué necesita el reclutador conocer de ti en la entrevista. Para esto, te recomiendo puedas preparar ejemplos específicos donde puedas demostrar dicha habilidad, tratando de mostrar al detalle la gestión que realizaste, cuál fue tu análisis al realizar una decisión, qué detalles tuviste para convencer a una persona y cómo fue que te ocupaste de un compañero desmotivado. Recuerda que la misión del reclutador es conocerte y la información que le entregues será clave para que esto suceda y pueda referirte con su cliente interno o externo. Por eso, prepara los mejores ejemplos, donde hayas tenido casos de éxito y puedas mostrar el valor agregado que tienes en tu gestión diaria y que te hará el mejor candidato para dicho proceso.

María Jesús Schleyer
Psicóloga Magíster en Psicología de las Organizaciones
Orientador Laboral en Trabajando.com

https://www.linkedin.com/in/mariajesusschleyer/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments language="es_ES"]